“Fue una experiencia súper alentadora cuando ocurrió el problema y teníamos que tomar la decisión entre una radioterapia y Gamma Knife, donde la isapre según el diagnóstico del doctor debería hacerse una radio,

pero nosotros creímos en la tecnología y le hicimos a esfuerzo personal el tratamiento Gamma Knife.

La atención el día cama en el hospital todo el pre y post tratamiento fue muy grato especialmente por los doctores los cuales son súper realistas y no dan esperanzas ciegas, siempre nos dicen que harán todos los disparos que se pueda según la capacidad del paciente.

Se hizo todo y al mes después se hizo la resonancia correspondiente señalando que ya no había nada y el tratamiento termino para poder nosotros poder enfocarnos directo a lo que nos faltaba, lo único desagradable son las consecuencias de los corticoides que le recetan y que es muy desagradable como se hinchan. Tal vez ver alguna droga sin consecuencias posteriores tal vez natural para suministrar post tratamiento.”