¿Cómo se ha desarrollado

la tecnología Gamma Knife?

En los años cincuenta, los profesores suecos Lars Leksell, profesor de Neurocirugía en el Instituto de Karolinska en Estocolmo y el físico experto en Radiobiología, Borje Larsson del Instituto Gustaf Werner, de la Universidad de Uppsala en Suecia, comenzaron a investigar rayos de radiación, que combinados con la utilización de un marco estereotáctico, permitieran localizar con toda precisión, objetivos (blancos) dentro del cerebro.

Por el año de 1967, todos los experimentos concluyeron para dar inicio a la construcción del prototipo del Gamma Knife, que utiliza cobalto-60 como fuente de energía. Leksell llamó a esta nueva técnica, “Radiocirugía Estereotáctica”. La unidad prototipo, fue utilizada durante 12 años en Suecia, y fue diseñada específicamente para la Neurocirugía Funcional, eso es, para la Radiocirugía de pacientes con dolor, desórdenes de movimiento, e incluso ciertos desórdenes de conducta que no fueron sensibles al tratamiento psiquiátrico convencional. Al darse cuenta del potencial de la Radiocirugía Estereotáctica para eliminar tumores cerebrales, el Profesor Leksell y sus colegas construyeron un segundo Gamma Knife en 1975, el cual fue instalado en el Instituto de Karolinska.

El Gamma Knife fue introducido por primera vez en Estados Unidos en la Universidad de Pittsburgh, Centro Médico, (UPMC), Hospital Presbiteriano de Pittsburgh en 1987. En aquel momento, era la quinta unidad en el mundo. En 1996, UPMC llegó a ser el primer hospital en Estados Unidos en albergar dos unidades Gamma.

Acerca del Gamma Knife

El concepto del Gamma Knife fue desarrollado por el Profesor Lars Leksell en 1967 el cual hizo notar la necesidad de diseñar un instrumento para el tratamiento de lesiones profundamente arraigadas en el cerebro, a fin de eliminarlas, sin los riesgos asociados con la cirugía abierta, como hemorragia, infección, y fístulas de líquido céfalo raquídeo.

La cirugía con Gamma Knife, maximiza la comodidad del paciente y puede ser usada para tratar lesiones que antes eran inaccesibles o fueron tratadas sin éxito por cirugía convencional, Quimioterapia y/o Terapia de Radiación.

Este equipo ofrece una exactitud incomparable y una precisión, que permite planear todo el procedimiento basado en estudios Estereotácticos, lo cual lo hace un método único e inigualable.

Eficacia de tratamiento y precisión obtenida

con Gamma Knife Leksell 4C

El Gamma Knife 4C, a nuestra disposición, emite rayos gamma enfocados con mínimo efecto en el tejido normal circundante y sin los riesgos habituales de la cirugía convencional. La radiocirugía Gamma Knife, maximiza la comodidad del paciente y puede ser usada para tratar lesiones que antes eran inaccesibles o fueron tratadas sin éxito por cirugía convencional, quimioterapia y/o terapia de radiación.

Este equipo ofrece una exactitud incomparable y una precisión, que permite planear todo el procedimiento basado en estudios estereotácticos y también sobre estudios de imágenes no estereotácticos, lo cual lo hace un método único e inigualable.

Seguridad del tratamiento

Debido a que la exactitud de los haces es crítica para la localización de la radiación (con una precisión de una fracción de milímetro), todo lo que afecte la precisión es inaceptable. Un acoplamiento rígido del marco de la cabeza, la exactitud geográfica de la Resonancia Magnética, la forma del tejido que se va a tratar (selección del número, tamaño e intensidad relativa de los haces) y la precisión del acoplamiento del marco al equipo Gamma Knife, son determinantes para los excelentes resultados conseguidos.